¿Por qué no me llegan los 100 o 300 Mbps de la fibra?


Fibra Optica Esquema

Esquema conectividad Fibrá Óptica

Desde hace unos meses, los principales operadores de fibra óptica están realizando despliegues de esta tecnología a marchas forzadas, con el fin de sustituir la obsoleta red de par de cobre. Una de las principales ventajas de la fibra óptica es la velocidad (ancho de banda) a la que puede llegar, sobre todo a largas distancias, donde el par de cobre (tradicionales xDSL) proporciona tasas de transferencia realmente bajas.

Pero la pregunta que se realizan muchos consumidores, tanto profesionales como particulares, es por qué cuando realizan un test de velocidad no obtienen la velocidad contratada. A continuación vamos a explicar los diferentes puntos que pueden producir que la velocidad de la conexión a Internet no sea la esperada.

Infraestructura WIFI obsoleta o inadecuada

Disponer de un sistema incompatible con el estándar 802.11n o 802.11ac hará que no podamos aprovechar el ancho de banda contratado en conexiones inalámbricas. Con el estándar 802.11n se pueden conseguir tasas de transferencia reales de hasta 100 Mbit/s, mientras que con 802.11ac se puede llegar hasta 500 Mbit/s.

Los obsoletos sistemas Wifi sólo soportan los estándares 801.11a/b/g que no pueden proporcionar tasas de transferencia reales de más de 22 Mbit/s, por lo tanto con un equipo de estas características no será posible conseguir los 100 o los 300 Mbit/s en un test de velocidad.

 

Infraestructura cableada (Ethernet) obsoleta

Del mismo modo que la infraestructura Wifi, si no disponemos de una electrónica de red capaz de gestionar las tasas de transferencia de los actuales accesos de fibra óptica de 100 y 300 Mbit/s, no podremos sacarles todo el rendimiento esperado. A continuación detallamos diferentes aspectos a tener en cuenta:

  • Electrónica de red a Gigabit (Switches)

Los switches a velocidades Gigabit Ethernet soportan tasas teóricas de transferencia de hasta 1 Gbit/s, mientras que los obsoletos switches a 10/100 Mbit/s no podrán cubrir las necesidades de la fibra óptica.

  • Tarjetas de red de los PC’s a Gigabit

Tan importante es disponer de switches a Gigabit como tener los PC’s dotados con tarjetas de red que soporten esta tecnología.

  • Cableado Ethernet Cat.6 o Cat.7

La red de cable de nuestra organización debe estar preparada para soportar tasas de transferencia elevadas, por lo tanto es necesario sustituir aquellos tramos de cableado en mal estado o puntos de conexión deteriorados, ya que de lo contrario pueden producirse fallos en el conexionado que disminuyan la velocidad de nuestra red.

 

Elementos de seguridad y acceso a internet obsoletos

Si disponemos de una infraestructura de red adecuada pero el equipo que nos da acceso a Internet está obsoleto podemos estar generando un “cuello de botella” y comprometer la velocidad del acceso. Por lo tanto, es importante revisar que disponemos de los siguientes elementos en nuestra red:

  • Firewalls o Cortafuegos de última generación

El firewall debe ser capaz de gestionar los anchos de banda de los accesos de fibra óptica, así como inspeccionar el tráfico en tiempo real sin restar velocidad al acceso a internet. También se ha de tener en cuenta que no todos los Firewalls soportan la configuración de una VLAN sobre el puerto WAN, lo que puede obligarnos a tener que añadir otro equipo adicional (Router de Operador), aumentando los puntos de fallo.

  • Router de altas prestaciones

Disponer de un Router de altas prestaciones es vital para poder gestionar las conexiones concurrentes de todos los usuarios de la red. Si este elemento no es el adecuado a las necesidades del acceso, se pueden producir constantes bloqueos que obliguen a reiniciar el equipo a menudo.

Telcon puede realizarle una auditoría gratuita de su red para analizar todos los puntos anteriormente expuestos y ofrecerle una solución recomendada que mejore significativamente sus comunicaciones, aumentando la productividad y ahorrando tiempo.


Solicite información

Rellenando el siguiente formulario o llamando al 902 07 88 88